La comunidad de Puka Puka se prepara para el primer Encuentro de Culturas para el 22 de septiembre

A la derecha el Kuraka Mayor Casto Limachi

Después de algunos meses de la primera entrevista, volvemos a encontrar el Kuraka Mayor Casto Limachi a seis meses del arranque del proyecto de Turismo Integral Comunitario Familiar en la comunidad de Puka Puka (haz clic aquí para más informaciones). El encuentro ha sido una ocasión para hacer el balance de la situación del proyecto, de puntos en común y perspectivas de colaboración con la red de Sendas de Turismo Comunitario y mucho más.

La evaluación a 6 meses del proyecto es muy positiva. “Nuestro proyecto no abarca solo el turismo, sino también la producción y la educación”, nos cuenta Casto. “Todavía tenemos muchos desafíos y nuevas ideas en proceso.  En cuanto al turismo hemos logrado hacer un comedor común, ampliarlo y construir casitas de venta, todo con nuestras fuerzas. Ahora estamos buscando crear un lugar donde los turistas puedan asistir en vivo a nuestra manera de vivir. En estos meses hemos tenido una buena afluencia de turistas en los domingos. Como dije en mi precedente entrevista, para nosotros la tierra es una y eso mueve todo lo que hacemos. Nuestro objetivo no es generar dinero recibiendo turistas, sino convertirnos en un centro de encuentro para el mundo sin importar el color, la raza, la religión. Nos encariñamos de los turistas, a veces es incluso doloroso separarse, queremos que la conversación continúe. Con algunos lo hacemos gracias a la tecnología. Asimismo, algunos jóvenes han vuelto a vivir y trabajar en la comunidad y esto es un gran logro por la cultura Yampara en peligro de desaparición”.

Casto comparte con nosotros la convicción de la importancia de crear sinergias entre emprendimientos de turismo comunitario: “En el futuro uno de los elementos que va a sustentar los estados será el turismo: qué lindo seria que en Bolivia se armen muchas redes! Muchas veces al contrario rompemos alianzas, se generan competencias, uno se alegra cuando el otro fracasa… tendría que ser al revés para seguir mejorando. Nosotros estamos armando colaboraciones con otros hermanos. Ya hemos manejado encuentros, intercambios de experiencias con otras comunidades”. Casto no habla de capacitación, sino de encuentros e intercambios de saberes: “Nuestra gente sabe muchas cosas que otros no saben y viceversa. Se vuelven en encuentros de cohesión entre seres humanos. Recién vinieron hermanos de la cultura Ch’ampa de la comunidad de Ch’aquí Mayu, nos abrazamos, incluso lloramos juntos”.

Y para el 22 de septiembre la comunidad de Puka Puka se prepara a recibir un Encuentro de Culturas entre varios emprendimientos comunitarios de la región de Chuquisaca y Potosí. “Hemos hecho despertar a muchos pueblos con este emprendimiento, y somos listos para compartir con ellos nuestra experiencia”.

El fortalecimiento del turismo en Puka Puka va de la mano con el fortalecimiento de la educación. “Para nosotros la educación de valores, de principios viene antes de la educación científica”. En la comunidad, las mamas, por ejemplo, enseñan a sus hijas a tejer como un juego, sin imponer nada. “Nuestra educación es un juego, una integración, una alegría. Muchas niñas que ya han aprendido todo el proceso del tejido, van ahora a comenzar a escribir su proprio libro sobre los tejidos, un manual, una guía con fotos, ya que tenga errores. El centro de esta actividad, no es el turismo sino la manera en que damos educación a nuestros hijos. Las niñas tienen naturalmente una capacitad que estamos ayudando en desarrollar. Aprenden de los adultos que les transmiten su conocimiento y ellas se empoderan y desarrollan sus capacidades de acuerdo a su potencial. Después vendrán los turistas, pero el centro es como nosotros vamos a trasmitir nuestro conocimiento a las próximas generaciones utilizando sus capacidades”.

Casto, como autoridad máxima de esta comunidad originaria de aproximadamente 500 habitantes, está fuertemente comprometido en el posicionamiento y la continuación de la cultura Yampara. “Hay que aprender nuevas cosas, tecnología, incluso la cultura Yampara tiene que ser la primera en avanzar. Hay muchos desafíos adelante, por ejemplo, como asegurar nuestra continuidad/sostenibilidad económica. No queremos depender de otros. Tenemos que construir nuestra vida, nuestro proyecto es muy grande”.

Y el apoyo externo? “Es bienvenido, pero no tiene que ser una imposición. Las autoridades tendrían que preguntar a las comunidades cuál es su potencial y apoyar según eso. Primero conocerlas y después planificar como apoyarlas (fondos, capacitación etc.). Tienen que proporcionar apoyo para que la comunidad misma haga, darle la libertad de aprender”.

Cerrar menú